la guia de santiago

Lunes de opinión: Faith No More Live | 2 noviembre 2009

faith-no-more-1

Por Felipe Romero Stockebrand

Brillante. Así fue la performance de Faith No More, al igual que el traje que vistió Mike Patton para el concierto realizado en el Estadio Bicentenario de la Florida, por cierto un estadio impecable tal como la actitud del público asistente.

Después de casi 30 hora de retraso se apagaron las luces del estadio para partir con Reunited, romántico y seductor cover de Peaches & Herb el cual fue el punto de partida de un show demasiado potente para lo que yo personalmente esperaba, luego Mike Bordin da el pie para empezar con la potente From Out Of Nowhere, el caos fue total, tremenda canción para acompañar el eterno descontrol de Patton. Posteriormente la notable Land Of Sunshine. Cabe decir que el señor Patton demostró en varias oportunidades su molestia con los sonidistas y técnicos, debido al bajo volumen del micrófono principal, como del megáfono, en las primeras tres canciones, en cambio el resto de la banda sonó impecable desde un comienzo.
Seguimos con la “sicodélica” Caffeine, con un Mike Patton tremendamente potente y una calidad vocal muy constante para el gran despliegue físico que realizó. La elegante Evidence simplemente dio evidencias de perfección, además de despertar las ganas de tomar una copa de buen vino al son de esta versión en español de la canción. Continuamos con la metalera y directa Surprise! You’re dead! seguida de Last Cup Of Sorrow y Cuckoo For Caca.

Easy nos llevó a la calma unos minutos para apreciar el increíblemente bien logrado cover de The Commodores, donde pudimos liberarnos y llegar bien arriba para tocar el cielo musical. Volvemos a 1989 para escuchar el slapping de Billy Gould y el envejecido rapeo de Patton en la increíble Epic, el público simplemente estalló con este clásico. The Gentle Art Of Making Enemies, la excusa perfecta para que Patton mostrara la potencia de su voz, además de sus matices vocales.

Se nos vienen King For A Day y Ashes To Ashes, a todo esto Mike ya estaba totalmente bañado por los fluidos bucales de cierto sector de la parte posterior del público, historia que se vuelve a repetir después de más de 10 años, con la cual el frontman no se sintió del todo cómodo, se notaba en su cara, sus expresiones de “paremos con el cuento”. Bueno, el se lo buscó, no sé por qué pero es así.

Ya estamos llegando casi al final del show marcado por la potencia de la banda y por la complicidad demostrada entre cada integrante de la banda. Ricochet fue la dieciseisava canción de la noche, el público no paraba de corear las canciones de esta mítica banda. Saltos, gritos, sudor quizás lágrimas de alguien por ahí, quien sabe, la música seguía y seguíamos con fe de seguir escuchando a Faith No More por un buen rato.

Comienza Just A Man, increíble tema, mezclando y concentrando gran parte de las variantes de la música de estos tipos; potencia, oscuridad, melodías semi dulces y emoción. Porque Mike Patton, perdón que hable tanto de él pero se roba la película, es no es sólo un hombre, es un sonido aparte.

Los “jovencitos” se van del escenario a tomar un break para volver con la música de las “Carrozas De Fuego” como introducción y dar paso a la ideal, sensual y dark Stripsearch, por Roddy Bottum. Ya casi terminando vuelve el slap bass de Billy Gould en el espectacular himno We Care A Lot. Para mala suerte de la audiencia, tuvimos que presenciar una importante imperfección técnica quedando aproximadamente 1 minuto de canción, la que conllevó a la eliminación total o parcial de todos los mensajes de preocupación descritos en la canción y sólo se escuchaban ellos (FNM)  a través del retorno, mientras el público (increíble y muy respetuoso) no hizo más que apoyar y tratar de corear la canción mientras Patton y cía. seguían actuando en el escenario sin percatarse del desagradable hecho, para continuar con la finalizadora e impecable Pristina.

Faith No More es gigantesco, al igual que el contenido que ha dejado en los chilenos con sus álbumes o ya 3 conciertos en 2 décadas, La experiencia ha sido invaluable, Patton y compañía lograron renovar y remarcar la leyenda que supone una banda como ésta. Faith No More nos ha dejado sus cenizas en La Florida, después de quemar el telón rojo que nos envolvió en locura y poder, de mano de Mike Patton y sus viejos compañeros.


1 comentario »

  1. el concierto en el estadio de la florida fue redondo, en si el sonido era impecable, el bajo de Billy Gould estallaba como un cañon en todos los parlantes, la gran pifia tecnica en we care a lot, estoy “casi” seguro que fue un chilenito que metio mano por ahi, lastima
    Saludos Almost

    Comentario por Krnero — 3 noviembre 2009 @ 1:50 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: